Para mantener un portal abierto y actualizado en el que podamos debatir sobre el uso de la tecnología, en Dialogando te queremos escuchar. ¿Hay algo sobre el mundo digital que quieras conocer? ¡Habla con nosotros!

Todos los campos son obligatorios*

X

Sostenibilidad - 17/01/2017

Actitudes que transforman

3 min Tiempo de lectura

Más que fotos y textos largos, Internet es el escenario de publicaciones que pueden ayudar no solo a ahorrar, sino también a crear un mundo mejor.

Una reciente encuesta, realizada por el Instituto SPC (Servicio de Protección al Crédito) de Brasil, ha revelado que 3 de cada 10 consumidores  son responsables. Al comprar, evalúan toda la cadena productiva: los aspectos sociales y ambientales, cómo se produce el producto, qué impactos genera y el coste-beneficio. Es decir, cada vez más compradores buscan productos que tengan el mejor impacto, ya sea social, ambiental o económico. E Internet puede ayudarnos cada vez más, con mayor acceso a la información y a aplicaciones, a conectar buenas ideas y personas.

Una golondrina (no) hace verano

Según SPC, sólo el 11% de los encuestados afirmaron que creen que sus actitudes individuales, como reciclar y consumir con cuidado y conciencia, no son determinantes para la sociedad.

A diferencia de hace algunas décadas, actualmente cada vez más personas empiezan a darse cuenta de que su comportamiento individual se refleja en el conjunto de la sociedad y sirve como un ejemplo para los demás individuos. Es decir, ¡nuestras acciones responsables ayudan a nuestros amigos, familiares, compañeros y vecinos a aprender y también a tomar conciencia!

Aunque muchos piensan que consumir de forma consciente es no consumir o consumir menos, eso no es cierto. El consumidor consciente conoce la importancia de sus elecciones de compra y siempre intenta elegir mejor y con responsabilidad. Es como optar por la compra de algo que se ha producido a partir del respeto a los trabajadores y al medioambiente, con sostenibilidad, y que es más duradero ― es decir, fabricado con materia prima de calidad―.

Recomendación: uso compartido e Internet

Internet puede ayudar mucho a promover nuevas actitudes conscientes. ¿Alguna vez has sufrido para comprar algo que sabías que usarías muy poco? ¿Has pensado en compartir productos? Por ejemplo: ¿sabías que un taladro se usa solo unas 60 veces en toda vida? Es decir, en tu calle, edificio o comunidad, en lugar de que cada uno tenga su taladro, tú y otras personas podríais compartir el mismo. ¿Qué tal crear un grupo con la familia, vecinos y amigos para compartir lo que tienes y usas poco, pero que muchos también usan?

¡Eso se llama consumo compartido! ¡Y ayuda no solo a tu bolsillo, sino a todo el planeta!
A continuación, os presentamos una lista de grupos y servicios que utilizan o incentivan el uso compartido a través del medio consumocolaborativo.com

Volver