Para mantener un portal abierto y actualizado en el que podamos debatir sobre el uso de la tecnología, en Dialogando te queremos escuchar. ¿Hay algo sobre el mundo digital que quieras conocer? ¡Habla con nosotros! Para otro tipo de información contáctanos a través de redes sociales: Facebook y Twitter: @mimovistar o descárgate la app de Mi Movistar.

Todos los campos son obligatorios*

X

Entretenimiento - 05/01/2017

Es hora de empezar a usar videojuegos ¡también en clase!

4 min Tiempo de lectura

Los profesores de idiomas hace tiempo que consideran los videojuegos eficaces métodos complementario de enseñanza, y muchos de ellos utilizan juegos como The Sims para practicar y reforzar un segundo idioma como el inglés. Sin embargo, el avance en cuanto a narrativa, interactividad e inmersión de los videojuegos de hoy en día está posibilitando que éstos se utilicen en nuevos contextos y materias, como ocurrió con el videojuego sobre zombies ‘The Walking Dead’ que fue utilizado en clase de ética en la escuela Nordahl Grieg situada en Bergen (Noruega). Algunos videojuegos permiten aplicar el pensamiento crítico, ya que te dejan experimentar y probar “qué pasaría sí”; dentro del escenario apocalíptico que se muestra en el juego ‘The Walking Dead’, se plantean  dilemas morales y se obliga al jugador a tomar decisiones duras que éste siente cercanas debido a la inmersión conseguida durante la partida, donde se llega a empatizar con los personajes virtuales con quienes se comparte esta aventura por la supervivencia.

También se han encontrado juegos para que profesores de matemática o física puedan mostrar la parte práctica que tanta ecuación esconde. Teach With Portals y Physics With Portals son dos páginas web cuyo objetivo es adaptar los clásicos ejercicios de matemática y física a un entorno más dinámico y entretenido, y lo hacen a través de un juego 3D conocido como Portal. El videojuego utilizaba una simulación física tan realista que muchos profesores lo han encontrado idóneo para realizar experimentos dentro del entorno virtual que simula. Además de entretenido, este videojuego permite realizar experimentos que por presupuesto o riesgo no se pueden realizar en el mundo real, pero que sin embargo demuestran en primera persona la validez de la teoría aprendida en clase.

El ejemplo más reciente de un videojuego convencional que está siendo incorporado masivamente en las aulas lo tenemos en el Minecraft. El mundo en el que transcurre Minecraft es abierto y no posee un objetivo específico, y posibilita que cada jugador elija su forma de jugar y divertirse. Sin embargo, el juego incluye ciertos logros y normas, y permite construir y modificar el entorno junto con otros jugadores. Esto lo convierte en el patio de recreo preferido de los más jóvenes, pero también en la herramienta ideal de los profesores que han creado mundos virtuales adpatados para sus clases de historia, arte, geología, arquitectura, matemática, física…. Existe un fantástico repositorio en Minecraft-Edu donde profesores de más de 40 países comparten sus ejercicios y mundos virtuales para ser usados con los alumnos. Viendo el éxito de esta herramienta, no es de extrañar que Microsoft haya pagado 1.900 millones de euros por los derechos de este juego, y así seguir apostando por su estrategia educativa.

El aprendizaje con videojuegos está cada vez más a mano. Los videojuegos motivan a los estudiantes a participar en actividades que mejoran la educación y para ello tan solo hay que recordar que las dinámicas tienen que estar bien planificadas. Es cierto que los profesores tienen que superar una serie de barreras para usar los videojuegos en el aula, pero una vez lo hacen, se convencen de los resultados; así que para quien no lo haya hecho aún, ¡es hora de empezar a jugar!

Autor : Urko Fernández, director de proyectos de PantallasAmigas y colaborador de Dialogando.

Volver