Para mantener un portal abierto y actualizado en el que podamos debatir sobre el uso de la tecnología, en Dialogando te queremos escuchar. ¿Hay algo sobre el mundo digital que quieras conocer? ¡Habla con nosotros! Para otro tipo de información contáctanos a través de redes sociales: Facebook y Twitter: @mimovistar o descárgate la app de Mi Movistar.

Todos los campos son obligatorios*

X

Comportamiento - 01/06/2020

Niños y redes sociales en cuarentena: ¿cómo prevenir el acoso virtual?

3 min Tiempo de lectura

Como medida preventiva del COVID-19 muchos países se han visto en la necesidad de decretar cuarentena. Desde entonces, los consumidores han cambiado su comportamiento y las redes sociales ahora son más protagonistas de la vida cotidiana.

Recetas de cocina, series, música y poesía desde nuestro sofá, yoga o actividad física con expertos, atención médica virtual, estudios en el extranjero y muchas otras cosas son las opciones que ahora se encuentran en las plataformas digitales, y, en su mayoría, de manera gratuita.

Si bien estas herramientas sirven como pasatiempo y vías de información, también podrían convertirse en un gran reto en el caso de ser utilizadas por niños, niñas y adolescentes, si no son supervisados con atención y si no han sido previamente formados. Por mucho teletrabajo, preocupaciones o condiciones extraordinarias a las que nos enfrentamos en estos días, es ahora cuando los chicos están más expuestos a sufrir acoso virtual o grooming, al pasar mayor tiempo en casa.

La Real Academia Española define grooming como “acoso sexual virtual que se realiza a un menor de edad” y, en este caso, la finalidad del acosador es crear amistad virtual con el niño, generando vínculos emocionales para vulnerar su intimidad y obtener fotos, datos personales e, incluso, de contacto, que luego podrá utilizar como chantaje para adquirir más información o forzarlo a tener algún encuentro.

Para evitar este tipo de situaciones, hemos recopilado las recomendaciones que señala en un estudio la psicóloga infantojuvenil y magíster en Psicología Educacional, María de los Ángeles Bonilla, y te presentamos un resumen:

  • Comunicarse los menores de manera cercana y amigable, explicándoles las medidas que se van a tomar.
  • Generar lazos de confianza, para ser el primero en enterarse en caso de que sean víctimas.
  • Adecuar la información para cada grupo de edad y conocer lo que visualizan en Internet, así como sus gustos en cuanto a contenidos audiovisuales.
  • Regular el horario de redes sociales, juegos virtuales o series en línea.
  • Trabajar con ellos el contenido que suben a sus perfiles sociales e invitarles a reflexionar antes de hacer cualquier publicación.
  • Verificar los amigos que tienen en las plataformas digitales.
  • Evitar que los chicos se encuentren solos o aislados en algún lugar de la caso con algún aparato tecnológico.
  • Hablar con ellos sobre la importancia de la privacidad en estos canales y sugerirles, con ejemplos, la necesidad de que sus perfiles no sean públicos.

En caso de notar comportamientos fuera de lo normal como nervios, distanciamiento y pesadillas, es decir, que exista alguna sospecha, es indispensable no entrar en pánico ni generar sentimientos de culpa o molestias al afectado. Lo principal es hablar con ellos, preguntarles sobre lo que ocurre en su vida y explicarles que juntos encontrarán la solución. A los más pequeños, se les puede pedir que hagan dibujos para expresarse.

De no obtener respuesta y que el niño se resista, se sugiere consultar con un especialista para orientarse y confirmar lo que está ocurriendo, de tal forma que pueda denunciarse.

Por último, recuerda que, como padre/madre, lo más importante es dar ejemplo. Por eso, haced todos el ejercicio de encontrar momentos para desconectar de las herramientas digitales y aprovechad la oportunidad para compartir en familia.

 

Autor: Ludanny Núñez, Telefónica.

Volver